Palacio del marqués de dos aguas

El Palacio del Marqués de Dos Aguas: un museo fascinante

El Palacio del Marqués de Dos Aguas es uno de los edificios más emblemáticos de Valencia. De estilo barroco rococó, fue construido en el siglo XVIII.

Se encuentra ubicado en el centro histórico, a pocos pasos de la plaza del Ayuntamiento, en pleno corazón de la ciudad. 

Actualmente acoge el Museo Nacional de Cerámica y Artes Suntuarias González Martí. Con una importante colección de piezas desde la antigüedad hasta algunas obras de Picasso.

Sigue leyendo para saber más sobre su historia, importancia y valiosa colección de cerámica.

Los orígenes del Palacio 

El Palacio del Marqués de Dos Aguas es el resultado de la reforma llevada a cabo sobre la antigua casa de la noble familia Rabassa de Perellós, titular del marquesado de Dos Aguas. Según los historiadores, un noble caballero, don Francisco Perellós, descendiente de los condes de Tolosa, se casó a principios del siglo XV con Joanna Perellós. Hija única de  Ginés de Rabassa, por lo cual los descendientes de este matrimonio tomaron el apellido Rabassa de Perellós. Esta familia adquirió el título de Dos Aguas en 1496, siendo elevada a marquesado por el rey Carlos II en 1699.

En el siglo XVIII la casa de los Rabassa de Perellós es de propiedad del III Marqués de Dos Aguas, Ginés Rabassa de Perellós y Lanuza que, como muestra de su poder y linaje, decide reformarla, encargando las obras al pintor Hipólito Rovira y al escultor Ignacio Vergara.

Gracias a la intervención de estos importantes maestros, el palacio adquirió un aspecto aún más imponente y noble. De hecho, el palacio destaca por su originalidad y riqueza de la decoración artística de la fachada. En la composición de la puerta, presidida por una escultura de la Virgen María, se hace referencia a los dos ríos más caudalosos de la región valenciana. El Turia y el Júcar, representados por dos atlantes bajo los cuales dos ánforas derraman agua en clara alusión al título de los marqueses.

Palacio del Marqués de Dos Aguas

El interior del palacio sorprende todavía más, ya que se pueden observar carrozas del siglo XVIII y salones que mantienen su decoración original perfectamente restaurada. 

En 1941 el palacio se declaró Monumento Histórico-Artístico y pocos años después fue adquirido por el Ministerio de Educación. Que decidió ubicar allí el Museo Nacional de Cerámica y Artes Suntuarias González Martí.

Palacio del Marqués de Dos Aguas: un viaje fascinante en la historia de la cerámica   

El Museo Nacional de Cerámica y Artes Suntuarias González Martí, conocido también como Palacio del Marqués de Dos Aguas, es uno de los museos más importantes de España dedicado a la cerámica. 

En 1947, don Manuel González Martí, un coleccionista y estudioso, y su esposa Amelia Cuñat donan al Estado Español su colección de cerámica. 

El Museo queda instalado de forma provisional en casa de los donantes, pero en 1949 el Estado, a iniciativa de don Manuel González Martí compra el Palacio para instalar en el mismo el recién creado Museo Nacional de Cerámica.

Palacio del Marqués de Dos Aguas

Fue necesaria otra reforma para albergar un gran número de valiosas obras en las grandes salas, más de 100.000 piezas de cerámica de todo el mundo, desde la antigüedad hasta el siglo XX. 

Uno de los mayores orgullos del Museo Nacional de Cerámica es el fondo aportado por su fundador, como la colección de cerámica, parte del mobiliario y otros bienes. Durante los años en el que estuvo al frente del Museo, Manuel González Martí no se limitó a recopilar obras cerámicas, sino que también reunió piezas de indumentaria, pintura, escultura, etc. Por este motivo el museo pasó a llamarse Museo Nacional de Cerámica y de las Artes Suntuarias.

El contenido del museo se organiza en diferentes secciones, que incluyen, entre otras, piezas y obras muy valiosas de cerámica valenciana de Manises, cerámica europea procedente de Italia, Francia, Alemania o Portugal, y cerámica oriental. Junto a todo esto, se exponen también propuestas figurativas de Pablo Picasso, especialmente dedicadas a este Museo.

A lo largo del año el Museo propone también distintas actividades para todos los públicos, como: exposiciones temporales, conciertos, talleres infantiles, visitas teatralizadas, conferencias. 

¡Visita el Museo de cerámica!

El Museo Nacional de Cerámica González Martí es un lugar con mucha historia, un imprescindible que vale la pena visitar.  Si no lo conoces todavía te recomendamos incluirlo durante tu estancia en Valencia.

No te pierdas otros importantes museos y monumentos de la ciudad. 

¡Planifica tu viaje con Plan Valencia para una experiencia única!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *