Iglesia de los Santos Juanes

La Iglesia de los Santos Juanes: una joya del barroco en Valencia

La iglesia de los Santos Juanes es un monumento espectacular. Una de las iglesias más importantes de Valencia con un carácter muy popular gracias a su historia que ha estado marcada por la evolución de la propia ciudad.

Es un lugar de culto muy visitado por ser una de las iglesias que más ha resistido al paso de los siglos y por su ubicación en el corazón de la ciudad. Justo al lado del Mercado Central y en frente de la Lonja de la Seda.

En este artículo te invitamos a conocer su historia y algunas curiosidades. 

La iglesia de los Santos Juanes: una historia centenaria

Los orígenes de la iglesia de los Santos Juanes se remontan al siglo XIII cuando se llamaba «Sant Joan del Mercat» o «Sant Joan de la Boatella». Se alzaba en el arrabal de la ciudad conocido como «la Boatella», fuera de las murallas musulmanas. 

Se erige sobre una antigua mezquita y desde el principio fue dedicada a San Juan Bautista. Después pasaría a tener como segundo titular del templo a San Juan Evangelista, de aquí su nombre de iglesia de los Santos Juanes. 

En 1311 un incendio obligó a edificarla de nuevo siguiendo el estilo gótico. Otros dos incendios, en 1362 y 1592, obligaron a una reconstrucción casi total del templo que se prolongó a lo largo del siglo XVII. La nueva reconstrucción impulsada por el patriarca San Juan de Ribera, se basaba en un nuevo concepto decorativo y dinámico.

A inicios de la Guerra Civil de 1936, el templo fue nuevamente incendiado, afectando gran parte del patrimonio artístico, retablos, pinturas, archivos, etc., que se perdió para siempre. 

En su inicio fue una de las llamadas parroquias fundacionales, establecidas en Valencia tras la conquista cristiana del siglo XIII. 

A lo largo de los años, esta iglesia sufrió diversas transformaciones y ampliaciones, pasó de hecho desde un primitivo estilo gótico hasta el barroco que abarcó los exteriores y renovó las tres portadas del edificio dejándola con su aspecto actual.

Una de las características más notables de la iglesia de los Santos Juanes es su impresionante fachada que se alza imponente con sus altas torres y elementos típicos del estilo gótico, como los arcos puntiagudos y las vidrieras coloreadas. Otro elementos importantes son el gran rosetón, la escultura de la Virgen del Rosario y la torre del reloj, flanqueada por los dos Santos Juanes. 

Su interior es igualmente impresionante

Gracias a las altas columnas, los techos abovedados y los vitrales que filtran la luz creando una atmósfera solemne y mística. 

Además alberga numerosas obras de arte entre las cuales se encuentran retablos, pinturas y esculturas de destacados artistas valencianos y españoles.

De hecho, uno de los tesoros más valiosos de la iglesia es el Retablo Mayor. Una obra maestra renacentista creada por el escultor valenciano Damián Forment. Este retablo es una representación detallada de escenas bíblicas y muestra la habilidad artística y el talento del autor. Además del Retablo Mayor, los visitantes también pueden admirar otras obras destacadas, como la imagen de San Juan Bautista, atribuida a Alonso Cano, y el cuadro de la Virgen del Carmen, pintado por el famoso artista valenciano Francisco de Goya.

Hoy en día, la Iglesia de los Santos Juanes tiene muchas denominaciones entre los valencianos. Hay quien la identifica como la Real Parroquia de los Santos Juanes y quien hace referencia a ella como Iglesia de San Juan del Mercado, en relación a su ubicación en la Plaza del Mercado.

Algunas curiosidades de este iglesia

Diferentes anécdotas históricas están relacionadas con la iglesia de los Santos Juanes. Una de ellas se remonta al año 1410, se trata del primer sermón de San Vicente Ferrer en la ciudad.
Otra curiosidad muy popular es la de El Pardal de Sant Joan. Se llama así a la veleta que se encuentra en lo alto de la fachada. Representando al águila de la Apocalipsis y a la que, según la tradición, se hacía mirar a los niños para distraerlos cuando sus padres los abandonaban en la plaza.

Siempre en el exterior encontramos un gran óculo cegado. Al que se le conoce popularmente como «la O de Sant Joan», un enorme rosetón que preside la fachada que recae a la Plaza de Brujas. 

Visita la iglesia de los Santos Juanes

Por su importancia histórica y monumental, la Iglesia de los Santos Juanes es una visita imprescindible durante tu estancia en Valencia.

No te pierdas la oportunidad de conocer esta joya barroca junto a otros conjuntos monumentales como la Catedral, la Lonja de la Seda o la iglesia de San Nicolás.

Planifica tu visita hoy mismo y conoce Valencia de la mano de un guía oficial para que tu experiencia sea única. 

Puedes reservar tus entradas aquí y solicitar una visita guiada a través de nuestro formulario

Iglesia de los Santos Juanes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *